lunes, 8 de junio de 2009

Jazmines, poda para la floración

Las trepadoras interesantes por sus flores, además de la Poda de Formación y de la de Limpieza, necesitan una Poda de Floración. La Hiedra o la Parra virgen, por ejemplo, no reciben este tipo de poda puesto que no tiene flores ornamentales. No obstante, en la Hiedra, es aconsejable darle recortes de vez en cuando para conseguir una masa tupida y con hojas más jóvenes y brillantes.

Se distinguen dos casos en Poda de Floración:

a) Trepadoras que echan las flores al final de la primavera y durante el verano en los brotes que han surgido esa misma primavera

Rosal trepador, Campsis (Campsis radicans), Bignonia (Bignonia jasminoides), etc..

En invierno, se recortan todos los ramos del año anterior, excepto las que prolongan el esqueleto, dejando pulgares con 3, 4 ó 5 yemas laterales, para que den brotes con flores.

En especies muy vigorosas, sobre todo si son de floración temprana, puede ser interesante realizar una segunda poda después de pasarse la flor, aclarando el exceso de vegetación y acortando los brotes del año.

b) Trepadoras que echan las flores al principio de primavera en ramos que surgieron el año anterior

Jazmín (algunos), Madreselva, algunas Clemátides, etc..

Florecen en primavera y se podan después de acabar la floración. No coincide con la Poda de Limpieza del invierno como en el caso anterior.

Nada más terminar la floración los ramos florecidos se podan muy fuerte, dejando 2 ó 3 yemas por cada uno. De ahí saldrán nuevos brotes que portarán las flores el año siguiente.

Tendrás que ver especie por especie si florece sobre el crecimiento del año o sobre ramos del año anterior y aplicar alguna de las dos podas indicadas. Puedes ver algunos casos concretos de Poda de Floración aquí :