sábado, 6 de junio de 2009

Jazmines, poda de limpieza

Una vez que la trepadora ya está formada y es adulta, se hace necesario una poda cada año de limpieza o mantenimiento. TODAS las especies la necesitan. Podrá ser será más o menos intensa según el caso, pero el repaso anual siempre es necesario, tanto por estética como por salud.

La época para efectuarla es el invierno (reposo). En las zonas de más frío es mejor esperar a finales de invierno.

La Poda de Limpieza consiste en eliminar los siguientes elementos:

• Ramas que estén muertas, secas, rotas o enfermas.

• Tocones secos (trozos de ramas que no tiene brotes y están muertos).

• Rebrotes del pie del arbusto que sean débiles o mal situados y no nos interese que se desarrollen más.

• Ramas cruzadas, mal orientadas o que enmarañan mucho.

• Ramas que sobresalen mucho del arbusto por su exceso de vigor (se llaman chupones).

• Flores y frutos pasados. Afean y consumen energías.

El tener las trepadoras saneadas y no muy densas de ramas, se facilita que entre la luz en su interior y que no envejezca antes de tiempo.

Si no se hace limpieza durante varios años, aparecerá el temido enmarañamiento, además de mantener elementos indeseables (flores pasadas, chupones, rebrotes, tocones secos, etc.). Luego, limpiar por dentro puede costar bastante trabajo y ya habrá muchas ramas interiores secas.